El proyecto está en línea con los objetivos de sostenibilidad y uso más eficiente de los recursos naturales que se están debatiendo en el COP21 de París.

 Neol Bio, empresa filial de Neuron Bio, participará en un proyecto con consorcio de empresas y Centros Tecnológicos con el objetivo desarrollar nuevas tecnologías para valorizar de forma económica y medioambientalmente eficiente los residuos hortofrutícolas generados durante su manipulación, transporte y venta y obtener a partir de ellos  productos de alto valor añadido.

En concreto, la tarea de Neol Bio será el desarrollo de sistemas de producción de alcoholes grasos para su aplicación como aditivos para mejorar la flexibilidad de los biopoliésteres a partir de residuos hortofrutícolas y supone la aplicación industrial de una de las líneas del proyecto de I+D interno MicroBiOil-3 y está basado en el uso de variantes mejoradas genéticamente de su microorganismo Neoleum®.

Se estima que sólo en Andalucía se producen anualmente unas 500.000 toneladas de subproductos hortofrutícolas. Esto supone para las empresas de manipulación y transporte de frutas y verduras, unos costes de gestión y disposición muy altos, ya que en la mayoría de los casos se destinan a vertederos.

Los alcoholes grasos además de ser un ingrediente clave en el sector de la oleoquímica actúan como aditivos mejorantes en los plásticos. El mercado de los alcoholes grasos, unos 5.500 millones de dólares anuales, está actualmente dominado por empresas asiáticas que producen estos compuestos a partir de aceites vegetales y utilizando métodos químicos. El método biotecnológico desarrollado por Neol utiliza estas materias primas residuales, se realiza con menores consumos energéticos y con menor producción de contaminantes.

Este proyecto está alineado con las políticas de la Unión Europea en relación a la generación de Bioindustrias sostenibles y competitivas que favorecen el desarrollo de una bioeconomía europea así como al desarrollo de la economía circular es decir, valorizar el residuo en la misma cadena productiva donde se genera, minimizando los costes y maximizando los beneficios para la industria.